Aceites y otros consumibles en grúas y equipos de cimentaciones especiales

No descubro nada si os digo que nuestros equipos utilizan una gran variedad de consumibles, desde los más evidentes como puede ser el combustible a otros que no lo son tanto. Este post está muy relacionado con el que publicamos hace algún tiempo relativo al mantenimiento de este tipo de maquinaria (pincha aquí), ya que para poder llevar a cabo esta tarea es necesario el consumo de estos productos.

Si tenemos en cuenta que muchas operaciones de mantenimiento se realizan de manera diaria (como por ejemplo la revisión del nivel del aceite lubricante del motor), el conocer cuáles son las características de estos productos y cuál es su uso, es un requerimiento innegociable para cualquier profesional de la industria. En cualquier caso, en caso de duda, lo que hay que hacer siempre es ponerse en contacto con los responsables de la Base de Maquinaria que tienen conocimientos amplios sobre este tema.

En este post nos centraremos en las grúas sobre orugas y otros equipos de gran tonelaje, aunque los principios que aquí se presentan también podrían servirnos para los “carros de perforación” (los que se utilizan para la ejecución de anclajes y micro-pilotes). Si los equipos que se utilizan para la ejecución de pantallas y pilotes son una novedad para el lector, le recomiendo que se lea alguno de estos post:

Después de esta pequeña introducción, vamos a pasar a describir los productos consumibles que habitualmente se utilizan para el mantenimiento de los equipos.

 

Grasa Lubricante

Se aplica en las orugas, los cables y los diferentes puntos de engrase que podemos encontrar en el manual de la máquina (pluma, giro de cabina, etc.). En estos mismos manuales podemos encontrar las características técnicas que debe tener la grasa según el criterio de la casa comercial. Las aspectos a controlar son:

  • Viscosidad según SAE. Entraremos en más detalle en el apartado dedicado a los aceites lubricantes. Aquí simplemente diremos que es la resistencia al movimiento que ofrece el fluido lubricante.
  • Consistencia según la clasificación NLGI. Medida de la rigidez de una grasa. Si tiene la consistencia adecuada, la grasa permanecerá en el rodamiento sin generar demasiada fricción. Cuanto más blanda sea la grasa, menor será el número. La grasa para rodamientos suele ser NLGI 1, 2 o 3.

Aceites y otros combustibles, mantenimiento, grúas, aceite, gestión, averías

  • Resistencia al agua.
  • Resistencia a las bajas temperaturas.
  • Evitar mezclar grasas con características diferentes.

Como referencia, deciros que yo siempre he utilizado la grasa con el nombre comercial Verkol EP-2.

 

Aceite Lubricante

La viscosidad según la SAE varía con la temperatura y es diferente según el tipo de aceite.

El aceite lubricante es muy importante en el momento que arrancamos el motor, y en ese momento la temperatura del mismo puede ser muy baja o muy alta, según la época del año. Esto es algo que no pasa en una fábrica, que la temperatura suele ser constante), por lo que debemos usar siempre aceites multigrado, los cuales responden a la vez a una graduación de invierno y una de verano. El aceite multigrado es menos sensible a la temperatura.

El grado SAE para un lubricante multigrado contempla la viscosidad en frío y en caliente del lubricante mediante dos números separados por la letra “W” (Winter = Invierno). El primer número, seguido de una “W” representa la viscosidad en frío. Cuanto más pequeño es el número, más fluido será el lubricante en frío, por lo que facilitará el arranque (ojo con esto que el 60% del desgaste del motor es provocado por los arranques). El segundo número representa la viscosidad en caliente. Cuanto más alto sea el número, más viscoso (menos fluido) será el aceite en caliente.

Aceites y otros combustibles, mantenimiento, grúas, aceite, gestión, averías

 

El cumplimiento debido de las prescripciones para la lubricación garantiza alta fiabilidad y larga duración de la máquina.

Es especialmente importante efectuar los diferentes cambios de aceite respetando los intervalos prescritos, y mantener la calidad de los lubricantes indicados. Es, además, de suma importancia mantener la limpieza al cambiar el aceite del motor y de los engranajes. Antes de retirar las tapas de llenado se deben de limpiar dichos elementos y todo su alrededor.

Por supuesto, hay que evitar mezclar aceites de tipo y características distintas, ya que se corre el riesgo de anomalías y rotura de componentes.

Los elementos que necesitan lubricación son:

  • Engranajes del mecanismo de translación y del cabrestante. Se utiliza normalmente un aceite de viscosidad SAE 90 o 80W-90.
  • Motor diesel. El aceite a utilizar es uno de viscosidad SAE 15W-40.

 

Aceite Hidráulico

Las máquinas salen de fábrica con un determinado tipo y marca de aceite hidráulico, por lo que si se desea emplear otra marca, hay que tomar dos precauciones.

Por un lado, asegurarse que vaciamos completamente los tanques, para evitar mezclas; y por otro, anticipar los intervalos de sustitución de las 2000 horas reglamentarias a 1500 horas.

Otro aspecto a considerar son las prescripciones para el calentamiento. Una vez encendida la grúa, el motor debe girar sólo a la mitad de las revoluciones durante 10 minutos, durante los cuales probaremos los cabrestantes, orugas, etc.

Como referencia, las marcas comerciales que siempre he usado son:

  • Grúas Liebherr: SHELL DONAX OIL TA
  • Linkbelt y Soilmec: SHELL TELLUS OIL ST 46.

 

Combustible

Se puede utilizar un carburante diesel comercial con un porcentaje de azufre inferior al 0,5% en peso. Un porcentaje mayor de azufre influye en el intervalo para el cambio de aceite y en la duración del motor.

 

Anticongelante

Los motores diesel para estos equipos necesitan un líquido de enfriamiento específico. Como mezcla de enfriamiento se entiende una mezcla adecuada de agua de buena calidad, líquido anticongelante con bajo contenido de silicatos y aditivos de enfriamiento adicionales.

Aceites y otros combustibles, mantenimiento, grúas, aceite, gestión, averías

En nuestro caso, lo razonable es utilizar una concentración de anticongelante del 50%.

Filtros

En los catálogos del fabricante aparece un resumen de los puntos de filtración, donde se incluye un cuadro con los intervalos (horas) de sustitución o de limpieza (cuando aplica).

Si vamos a utilizar otras marcas, hay que tener muy clara las equivalencias, ya que en los filtros hidráulicos el micraje es fundamental.

Normalmente cuando toca cambio de filtros, la revisión de mantenimiento es mucho más exhaustiva.

Soy consciente que este post ha sido un poco duro, así que os pido aceptar mis disculpas, pero como comentaba al inicio del mismo creo que el tema del mantenimiento de los equipos, y el consecuente conocimiento de sus consumibles es un tema fundamental que este blog no debía pasar por alto. En el futuro entraremos a detallar las operaciones de mantenimiento de los distintos elementos de este tipo de maquinaria.

Como siempre, os invito a comentar lo que creáis conveniente, ya que será algo que por seguro enriquecerá el post.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

Cargando…

También te puede interesar...

0 Comentarios

No hay comentarios todavía!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario