Murete guía en un solar con topografía irregular

La orografía de un solar, como la familia, no se elige. El solar es el que es y con él, normalmente, hay que tirar para adelante. Se puede modelar un poco a nuestras necesidades, pero esto siempre tendrá un límite. En el post de hoy nos vamos a enfrentar a un problema que se nos puede plantear en una obra de muro-pantalla cuando tenemos un solar con una orografía bastante irregular, con desniveles importantes para lo que es un obra (2-4m).

Como sabemos, la plataforma de trabajo debe de ser horizontal y eso nos obliga a diseñar plataformas de trabajo a distintos niveles, a modo de escalones. Veamos un esquema de lo que estamos hablando.

murete guía, muro guía, ejecución, maquinaria

Ni que decir que esto es un ejemplo, y que los desniveles reales pueden ser menores o mayores, y que la cota de hormigonado o de la viga de atado puede variar. Faltaría más. Pero este es un ejemplo que nos va a servir para fijar unos cuantos criterios para la correcta ejecución no solo del muro-guía, sino también de la pantalla.

  1. No construiremos el muro guía de la plataforma inferior (y por lo tanto no podremos excavar) hasta no hayamos terminado el último panel de la parte superior. Imaginaremos que el muro pantalla de la parte superior acaba en el panel más pegado al talud.
  1. Teniendo en cuenta lo anterior, ejecutaremos el murete guía en la plataforma superior con los criterios habituales. Si quieres profundizar en el diseño y en la ejecución de un murete guía, pincha en los siguientes links (diseño y ejecución). No olvidemos que el muro-pantalla “terminará” cerca del talud, por lo que el murete guía debe terminar con un cierre.

El siguiente esquema nos puede ayudar a visualizar los dos primeros puntos.

murete guía, muro guía, ejecución, maquinaria

 

3. Este punto es importante. Cuando nos estemos acercando al talud, además de tomar las debidas precauciones para que su peso no provoque un deslizamiento de este y esto ponga en peligro la estabilidad de la máquina y del personal, habrá que tener en cuenta algo importante: podemos empezar a tener filtraciones de lodo hacía la plataforma en el nivel inferior a través del talud. Esto puede derivar no solo en las propias molestias de tener un solar lleno de lodos bentoníticos, sino en problemas de sostenimiento del panel y de la estabilidad del talud.

Ojo, que se puede convertir en un problema importante. Nos podremos acercar más o menos al talud en función del tipo de terreno que tengamos (a más arcilloso, menos filtraciones). En cualquier caso habrá que planificar que ese panel sea lo más pequeño posible, de tal manera que lo perforemos y hormigonemos en el menor tiempo posible.

4. A pesar de que el muro-pantalla “termina” en el panel más cercano al talud, esto no es así. Tiene continuidad como ahora veremos, así que si estamos perforando con junta trapezoidal no hay que olvidar colocar la junta como si fuese un avance normal y corriente. Una cosa, la junta va a quedar a una altura considerable cuando perforemos el panel de avance siguiente (lo perforaremos desde la plataforma inferior), así que para facilitar el trabajo futuro, dejaremos unas eslingas colgadas a la junta que permitan un enganche a la grúa auxiliar más cómodo.

5. Como el hormigón nos va a quedar bastante bajo respecto al muro-guía, tendremos que hacer un relleno con mortero desde la cota de hormigonado hasta una cota algo superior a la de la cara inferior del murete guía.

La situación hasta aquí sería como el siguiente esquema

murete guía, muro guía, ejecución, maquinaria

6. El siguiente paso consiste en, pasados unos días, para que el mortero y el hormigón cojan resistencia, excavar la cuña de terreno que tenemos entre el pie del talud y el final de la pantalla. En otras palabras llevarnos el talud en sentido de la plataforma superior, tal y como vemos en las siguientes figuras.

murete guía, muro guía, ejecución, maquinaria

7. Esto ya lo tenemos casi hecho. El siguiente paso es ejecutar el murete guía de la plataforma inferior. La única peculiaridad que tiene es que tenemos que “enchufarlo” al mortero o al hormigón del panel adyacente. Esto es, el murete queda abrazado al panel contiguo. Ya que no podemos cerrar el murete en este punto para poder tener continuidad en los paneles, el que quede abrazado al panel contiguo nos va a garantizar que el murete no se cierre.

murete guía, muro guía, ejecución, maquinaria

 8. Llegados a este punto, el resto consistiría en el procedimiento normal para la ejecución de muros pantallas. Las complicaciones se acabaron aquí, por el momento…

Hoy hemos podido ver que la ejecución de pantallas no es a veces tan sencilla como parece, que los inconvenientes se nos pueden plantar dónde menos esperamos. Esta situación que hemos visto se nos puede plantear con bastante frecuencia y algo que puede parecer un problema bastante importante, se convierte en algo bastante simple que resolver.

Con el procedimiento que hemos planteado hoy aquí podremos salvar fácilmente todos los saltos que sean necesarios para salvar la orografía del solar, garantizando la continuidad de la pantalla y manteniendo la horizontalidad de la cara superior del muro-guía.

Espero que os haya gustado, y sí es así, no dudéis en compartir.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

Cargando…

También te puede interesar...

0 Comentarios

No hay comentarios todavía!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario