Murete guía, ese gran desconocido

Esta andadura no podía empezar de otra manera que honrando al elemento que da nombre al blog. Es el que todo lo ve, lo que hacemos bien y lo que hacemos mal. Es un elemento al que le tengo especial aprecio, porque no deja de ser el patito feo de la obra, ya que parece que lo único que hace es auxiliar a la ejecución del muro pantalla. No quiero con esto decir que los profesionales de la industria no hagan consideraciones acerca  de él (a veces demasiadas), pero es relativamente habitual encontrarse con problemas a la hora de su diseño y su ejecución.

Yo creo que los problemas surgen porque muchas veces se desconoce realmente para qué sirve, cuáles son sus funciones, y sobre todo, cómo las lleva a cabo. Podemos saber que sirve para apoyar las armaduras, pero ello implica, por ejemplo, que la cara superior del murete debe ser estrictamente horizontal, evitar saltos, resistir el peso de armaduras, etc.

Bueno, a todo esto le echaremos un vistazo, y dejaremos para otras entradas su ejecución y algunas particularidades, porque esto da bastante juego, os lo prometo.

Buscar una definición es bastante complicado, además de poco útil. Una imagen vale más que mil palabras.

Murete guía. murete. pantallas, diseño, ejecución, funciones, problemática, murete.

Lo importante es saber para qué sirven, cómo hacer que cumplan su función, y sobretodo, alertar de los problemas que pueden acaecer en la obra si no se toma todo esto con cuidado.

Funciones principales del murete guía

1. Garantizar la alineación de la pantalla.

2. Guiar a las herramientas de excavación, y sobre todo, al maquinista.

3. Evitar el colapso de la parte superior de la zanja, donde el nivel de la bentonita fluctúa.

4. Servir de soporte a las armaduras, juntas, elementos de hormigonado, operarios,..

5. Soportar las fuerzas de extracción de las juntas circulares, en caso en que se utilicen. Ojo con los empujes laterales que ejercen los camiones de hormigón.

Teniendo en cuenta el siguiente esquema, podemos hacer unas cuantas consideraciones adicionales:

Murete guía. murete. pantallas, diseño, ejecución, funciones, problemática, murete.

  • Lo ideal es no apoyar nunca sobre rellenos, pero en el caso que esto sea inevitable, habrá que verter una capa de mortero de al menos 30cm e incrementar la altura del murete.

Si no se toma esta precaución, el murete puede terminar por descalzarse, lo que provoca que se cierre o, directamente, que se parta….y ya está el lío montado. Esta recomendación es extensible al caso en el que el terreno de apoyo es natural, pero de consistencia o compacidad baja.

  • Es mejor hormigonar contra el terreno.

A pesar de que tendremos mayores consumos de hormigón, el murete así ejecutado es mucho más estable.

  • La armadura tendrá que tener por supuesto, continuidad en toda su longitud, con sus solapes correspondientes. 
  • Una vez ejecutado un tramo, este deberá ser rellenado o al menos, apuntalado.

Los muretes se deforman. Esto es así. Y es así porque están expuestos a empujes como cualquier otro muro. La posibilidad de que se cierre es directamente proporcional a la altura del murete, la presencia de rellenos,…

  • La distancia entre la plataforma de trabajo y la cara superior del murete debe de situarse entre 10 y 30 cm.

Ojo que aquí el esquema no ayuda, ya que da la impresión que la cara superior debe quedar a ras de la plataforma de trabajo. Esto no es así, y ya ni hablar de que quede por encima de la plataforma de trabajo. Algunos de los motivos son:

– Cualquier rebose de bentonita quede confinada en la zanja y no inundemos la plataforma, o lo que es peor, la calle, en el caso en que la calle y la plataforma de trabajo estén a la misma cota.

– La cota de la cara superior del murete debe ser tal, que permita al maquinista verla correctamente, evitándose así golpeos innecesarios en el murete y en la junta, adecuado emboquille en la perforación, control de la verticalidad,…

– Si la cara superior queda muy profunda, podemos tener problemas de estabilidad de las aceras que limiten con nuestra parcela. Si hay que ataluzar, perderíamos plataforma de trabajo, algo que no es nunca deseable.

– Los trabajos (colocación de armadura, hormigonado,…) a más de 30cm son más complicados y peligrosos.

– El ataluzar por culpa de un murete profundo complica el hormigonado, al tener más distancia de la normal entre la posición de la canaleta y el embudo del Tremie.

  • La cota de hormigonado debe situarse, al menos, 20 cm por encima de la cara inferior del murete guía.

Que el hormigón muerda el murete nos garantiza la estabilidad del mismo. Si por cuestiones de obra debe de quedar más bajo, habría que rellenar con mortero hasta la cara inferior del murete. 

  • Atención a los servicios (luz, agua, gas,…).

Con los que hay que tener especial precaución son con los que van en paralelo a la alineación de la pantalla, los que están bajo la acera, vaya, ya que los que van hacia el interior de la parcela, obviamente deberán ser anulados. 

  • Cara superior perfectamente horizontal.

Cada obra tiene sus particularidades, y nunca estaremos en disposición de tener la cara superior a la misma cota en todo el perímetro, pero lo está fuera de toda recomendación es que el murete tenga pendiente. Cualquier cambio de cota debe de ser mediante un escalón y este debe situarse donde sea más conveniente.

Pues presentado queda el Sr. Murete. Estoy seguro que muchos ya conocíais lo que aquí os he contado, pero creo que nunca está de más recordarlo. Me dejo muchas cosas para otras entradas. Esto no es nada más que el comienzo. Espero que hayáis disfrutado de su lectura como yo de su confección.

Muchas gracias  por vuestra atención y os espero pronto por aquí.

Cargando…

También te puede interesar...

2 Comentarios

    • Desdeelmurete
      julio 21, 09:13 Reply
      Muchas gracias Antonio! Espero verte pronto de vuelta por aquí.

Deja un comentario