Tensado de anclajes. Consideraciones generales

El tensado de anclajes es el motivo que nos tiene de vuelta por el blog. En el post de hoy vamos a cambiar un poco de temática y vamos a ocuparnos de una estructura que aparte de esencial en el sostenimiento de tierras, yo considero que requiere mucha atención técnica. No será objeto de estas líneas el hablar de la perforación ni del proceso de inyección; nos centraremos en el proceso de tensado (y todo lo que le rodea) propiamente dicho.

Este es el primero de una serie de post. Como ya os habréis dado cuenta en la corta vida de este blog, no me gustan las entradas largas, así que haré una entrega por fascículos. En este primer número, hablaremos sobre las características de los principales elementos  y los aspectos a los que tenemos que prestar especial atención.

Tensado, anclajes, pantallas, partes principales, fija, libre

Como mucho de vosotros sabréis, los anclajes en el mundo de las cimentaciones especiales, ya sean provisionales/permanentes o de cables/barras, son estructuras que sirven para auxiliar a los muros de contención/pantallas, en la tarea de contrarrestar el empuje activo que generan las tierras del trasdós del muro. Sin el uso de los anclajes, el muro tendría que movilizar más empuje pasivo. En el caso de un muro pantalla, el más típico, requeriría un mayor empotramiento del mismo. Existen otro tipo de anclajes, como los que se utilizan en puentes o en estructuras de hormigón post/pretensadas que las dejamos para otros blogs más especializados.

Usos de los anclajes

En la siguiente ilustración podéis ver algunos de los distintos usos de los anclajes.

Tensado, anclajes, pantallas, partes principales, fija, libre

Clasificación de los anclajes

Los anclajes pueden clasificarse:

  • Pasivos: No se tensan inicialmente, por lo que el anclaje entrará en carga conforme se produzcan desplazamientos en la cabeza del anclaje. Es decir, cuando la estructura a contener se mueva.
  • Activos: Se tensan antes de que se puedan producir movimientos. De esta manera se limitan los desplazamientos de la estructura a contener. Podemos decir que actúan como puntos “duros” rigidizando la estructura.

Dicho esto a modo de introducción, para ilustrar todo el procedimiento de tensado de anclajes nos centraremos en el caso particular de anclajes de cables en muros pantalla. En este tipo de situaciones el anclaje es provisional y lo podemos considerar como activo, ya que se tensan inicialmente, aunque también tienen una cierta componente pasiva, ya que se diseñan para permitir un cierto nivel de desplazamientos (y que el muro pantalla siga siendo una estructura “flexible”), por lo que el anclaje tendrán que tener más capacidad que la necesaria para su tensado.

Partes de un anclaje

Pues bien, cuando el anclaje está terminado, es decir, se ha procedido a su tensado, podemos distinguir tres partes:

Parte Fija: Es lo que denominados el bulbo de inyección del anclaje. Si el diseño es el correcto y la ejecución también lo es, podemos considerar que esta parte del anclaje no se moverá ni durante el proceso de tensado, ni durante la movilización de empuje activo. Está claro que esta es una consideración teórica y poco realista, porque algo, aunque sea poco, puede moverse, pero sobre la base de que no se mueve, podremos hacer consideraciones sobre qué pasaría si se moviese…Como veremos, es la parte que permite que se limiten los movimientos del muro pantalla, más allá de evitar el colapso del mismo. Aunque el tensado del anclaje se realiza ejerciendo una fuerza en sentido a la excavación, el bulbo reacciona en sentido contrario (Primera Ley de Newton), que es lo que colabora a la estabilidad del muro. Si el bulbo se “despega” del terreno, la capacidad del anclaje desaparece, y el bulbo se moverá en el mismo sentido que lo hace el muro.

Parte Solidaria: No es que sea una parte muy dadivosa. Lo que quiero decir es que una vez el anclaje está tensado, esa parte del anclaje queda unida al muro pantalla, y cuando este se mueva en sentido a la excavación,  esta parte del anclaje también lo hará y con ello, “tirará” de  la parte libre, movilizando la capacidad de anclaje del bulbo (parte fija) que ejercerá una fuerza de sentido contrario, limitándose así el movimiento del muro pantalla. Durante el proceso de tensado, en el que se lleva a cabo esta unión solidaria, la cabeza del anclaje será la que mueva al muro-pantalla en sentido a las tierras, empotrándolo. La palabra empotrar creo que es bastante ilustrativa, ya que es como si se golpease secamente al muro en una zona muy localizada del mismo, es por ello que el muro debe estar especialmente armado en esas zonas, ya que se le somete a un esfuerzo cortante que no ocurre en otras zonas del muro.

Parte libre: Es la que queda entre las dos anteriores. Se dice que es libre porque tiene total capacidad para deformarse elásticamente (veremos que existen también deformaciones plásticas). Como hemos comentado, el movimiento del muro se transmitirá a través de la parte libre hasta el bulbo. La capacidad de deformarse es lo que provoca que la puesta “en carga” del anclaje sea progresiva, ya que cada vez requerirá más elongación de esta zona libre para movilizar la capacidad de carga del anclaje.

Tensado, anclajes, pantallas, partes principales, fija, libre

Hemos dado unas pinceladas de las principales partes de un anclaje. Lo hemos hecho un poco a nuestro modo, como nos interesa, pero esto es un blog, así que nos podemos permitir estas licencias. En el blog podéis encontrar en el área de recursos numerosa documentación acerca de este tema y de otros, que os ayudarán a completar y mejorar la información. Seguiremos en unas semanas ahondando en el tema del tensado de los anclajes. Nos centraremos entonces en los detalles de los elementos principales.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

Cargando…

También te puede interesar...

5 Comentarios

  1. Santiago Ijalba Pérez
    agosto 21, 15:55 Reply
    Yo he utilizado anclajes pasivos de fibra de vidrio o carbono. Eso sí, depende del tipo mampostería (tamaño sobre todo) y su patología.
    • Desdeelmurete
      agosto 31, 08:07 Reply
      Gracias por tu aportación Santiago, muy interesante. Yo lo que pienso es que un muro de mampostería es para empujes reducidos. Si estamos pensando en poner anclajes porque la situación lo requiere, tal vez haya que pensar en que un muro que soporte bien la instalación de anclajes, aunque es verdad que la función estética no es despreciable en muchos casos.
  2. Bran
    agosto 10, 11:29 Reply
    Hola Desdeelmurete, ¿puedes comentar qué posibilidades/variantes existen en la "parte solidaria" de un anclaje para asegurar muros que no sean de hormigón armado? Estoy pensando en casos de patologías sobre elementos constructivos antiguos/históricos en los que las intervenciones deben ser mínimas para evitar que se "estropeen", por ejemplo: mampostería, piedra seca, muros de carga, etc Salu2
    • Desdeelmurete
      agosto 11, 10:19 Reply
      Hola Bran!Gracias por la visita y por colaborar. En principio no sería viable anclar directamente en un muro de mampostería por lo siguiente. Un anclaje normalito puede ser de unas 50Tnf que con una placa de 300x300mm transmitiría unos 55kgf/cm2. Si la adherencia del mortero a la piedra la podemos considerar como de 0,5MPa (aprox. 5kgf/cm2), parece claro que podemos dañar por punzonamiento el muro.Irse a anclajes de menor capacidad no sé yo si sería buena solución...Lo que he visto yo es que se desmonta el muro de mampostería, se hace un muro de hormigón anclado y luego se tapiza con el de mampostería. Otra opción podría ser sustituir el muro de mampostería por uno de escollera que sí pueden anclarse. A ver si alguien se anima a dar su punto de vista.

Deja un comentario