Replanteo de micropilotes para pantalla entre estructuras

Puede ser relativamente habitual que el diseño de un proyecto contemple la ejecución de una pantalla de micropilotes un poco especial. Un caso puede ser aquel en el que existen interferencias entre dicha pantalla y otras estructuras de la obra. Por ejemplo, podemos tener un muro de sótano convencional o un muro-pantalla que pase cerca de una zapata de una construcción adyacente, y esto aconseje realizar un muro de micropilotes en esa zona con el objeto de evitar un posible descalce de la zapata. Veremos cómo realizar el replanteo de los micropilotes en este caso, y aprovecharemos para dar unas nociones generales a tener en cuenta durante cualquier replanteo de una pantalla de micropilotes.

replanteo-pantalla-micropilotes-entre-estructuras-d-diseno-pantallas-micropilotes-ejecucion-procedimiento

 

Nociones Generales para replanteo de micropilotes

Con carácter general, habrá que tener en cuenta:

  • El proyecto nos facilitará la distancia de separación entre los micropilotes. Muy posiblemente tengamos un plano dónde nos ubiquen los micropilotes y de esta manera tengamos determinados el número total de ellos.
  • Es importante tener en cuenta las dimensiones de la máquina. Será importante conocer las medidas de cualquier elemento que sobresalga del eje de perforación (el plumín, las mordazas,…) y de cómo puede quedar la máquina emplazada en el tajo. Dibujar la máquina a escala suele ayudar en este ejercicio. Normalmente el elemento que más nos va a limitar en este aspecto son las mordazas, ya que son las que nos marcarán cuánto nos podemos acercar a la estructura adyacente. Por ejemplo, si tenemos un muro o un talud, tal vez lo más cerca que vamos a poder poner el eje de la pantalla de micropilotes sea 0,50m, pero puede que el proyecto nos pida que estemos a 0,30m. Todo esto se debe de poner en conocimiento de la dirección técnica y ver hasta qué punto hay que tomar medidas excepcionales.
  • El topógrafo debe hacer el primer replanteo de todos y cada uno de los micropilotes de la pantalla. Cada uno se marcará con un tocho y se numerará.
  • Una vez realizado el replanteo, tendremos un plano con un número de micropilotes que tal vez no coincida con el original. Cuidado con ajustar los pedidos a la realidad de la obra.
  • El orden de ejecución será lo más alterno posible, de tal manera que el micropilote recién perforado (y con la inyección de relleno realizada) no sea vea afectado por el fluido de perforación procedente de micropilotes adyacentes. Por ejemplo, si tenemos 20 unidades, un orden podría ser: 20, 10, 1, 15, 5, 18, 3, 12, 16, etc. Recordar que con carácter general, salvo que el terreno lo permita, la inyección de relleno del espacio anular entre el micropilote y el terreno, debe hacerse tan pronto se ha terminado la perforación.
  • Procurar no dañar el primer replanteo del topógrafo en la medida de lo posible. Como esto será inevitable sobre todo cuando la obra esté bastante avanzada, se podrá replantear el resto de micropilotes sin necesidad de apoyo topográfico, siguiendo simplemente la línea que marcan los micropilotes ya ejecutados.

Replanteo de micro-pilotes entre módulos de muro-pantalla

Después de estas consideraciones generales, veamos cuáles serían los pasos a seguir para replantear unos micropilotes que constituyen una pantalla que es continuación de otra que es continua (ejecutada con cuchara).

1. Se ejecutan los tramos del muro pantalla continua, dejando sin ejecutar el tramo correspondiente al muro de micropilotes.

replanteo-pantalla-micropilotes-entre-estructuras-d-diseno-pantallas-micropilotes-ejecucion-procedimiento

2. Demoler los muretes del muro-pantalla ejecutado para sacar la línea sobre la que habrá que ejecutar los micropilotes y poder observar físicamente la posición final del hormigón del muro-pantalla ejecutado. Si el tramo de pantalla de micropilotes no es muy largo, el trabajo de replanteo pueda ser llevado a cabo sin problemas entre el técnico responsable y/o por el encargado.

3. Como hemos comentado, puede que tengamos problemas a la hora de pegarnos a la construcción anexa y eso obligue a salirnos un poco de la línea teórica. Consultar con la dirección de obra.

4. A la hora de replantear los dos micropilotes pegados a los extremos del muro-pantalla (los números 1 y 20, siguiendo el ejemplo anterior) hay que tener una precaución adicional. Si el muro-pantalla se ha hormigonado contra el terreno, y no contra la junta (plana o circular) como es lo normal, el acabado no será ni mucho menos vertical. Si nos acercamos mucho seguramente tengamos problemas para perforar el hormigón y muy posiblemente el micropilote quede muy desviado. Es por ello, que tendremos que dar un margen de separación razonable (como medio metro).

replanteo-pantalla-micropilotes-entre-estructuras-d-diseno-pantallas-micropilotes-ejecucion-procedimiento

5. Una vez replanteados estos dos micropilotes, con la distancia que nos quede entre ellos, replanteamos el resto teniendo en cuenta la separación que nos marca el proyecto.

Como hemos dicho, durante todo el proceso la dirección facultativa debe estar informada e ir dando el visto bueno, ya que no dejan de ser los responsables últimos de la obra. El industrial puede aportar su experiencia y conocimiento con el objeto de buscar las soluciones más razonables, pero la última palabra la tiene el director de la obra.

Este es un buen ejemplo de cómo las cosas que en principio de dibujan en un plano, no terminan siendo lo que al fin se ejecuta. En un caso de como este, el “plano para ejecución” con casi toda seguridad no será igual al “plano as-built”. Espero que a lo largo de este blog podamos ver algunos ejemplos más sobre este tipo de situaciones.

Espero que os haya gustado y nos vemos en los próximos post. Muchas gracias.

Cargando…

También te puede interesar...

4 Comentarios

  1. Bran
    abril 09, 16:19 Reply
    Desde luego el papel lo soporta todo pero la realidad en obra marca unos límites. Para estos casos también es importante que el sentido común prime sobre la rigidez de las soluciones teóricas, a veces las DF son duras de mollera. Desde el campo de la geotecnia me gustaría hacerte una consulta ¿Qué parámetro resistente del terreno limita la utilización de cucharas bivalvas? Estoy pensando en algún valor límite del índice N30 o N20 a partir del cual no es practicable la excavación, o al menos con buenos rendimientos. O el valor qc o del franklin en las típicas costras valencianas? Salu2
    • Desdeelmurete
      abril 09, 18:25 Reply
      Hola Bran! Si te digo la verdad, cualquier suelo es técnicamente perforable con bivalva, por muy consistente o compacto que este sea. Otra cosa es que sea competitivo con otras técnicas. Ya es cuestión de echar cuentas y ver si le podemos "echar una mano a la cuchara" mediante preforos (perforaciones previas con equipos CPI8) o con trépano...pero ya te digo, es ya un tema de números y de riesgo. Si hablamos de roca, ya te digo que no (aunque se perfora en lutitas y margas también...). Un saludo
  2. Geotecnia fácil
    abril 09, 11:42 Reply
    Muy práctico, muchas veces, se olvida en los proyectos que las obras deben ser construibles. Saludos
    • Desdeelmurete
      abril 09, 18:18 Reply
      Hola! esa es un poco la idea, ir del “papel a la obra” y ver qué pasa! Saludos.

Deja un comentario